¿Cómo saber qué tipo de pie tiene mi peque? ¿Y qué tipo de empeine?

Sabemos que comprar online nunca es sencillo y si se trata de calzado, menos aún. Si hablamos de calzado infantil, ya se complica más la cosa. Pero si hablamos de calzado barefoot, en el que buscamos que el zapato se adapte completamente al pie del niño.. ¡Ya es un nuevo mundo! Pero vamos a daros algunas pautas para acertar con la talla y el zapato adecuado para vuestros niños y niñas. Empezaremos indicando como medir los pies, tanto el largo, ancho como el empeine. Una vez tengamos esta información, podemos saber qué tipo de pie tendría y el empeine. La clasificación general sería la siguiente:

PIE EMPEINE
MUY ANCHO ALTO
ANCHO MEDIO
MEDIO BAJO
ESTRECHO

Lo primero que tenemos que hacer, es medir los pies. Si no sabes muy bien como hacerlo, te recomendamos que eches un vistazo al siguiente enlace donde encontrarás las pautas para obtener la medida de los pies: https://calzadospifantines.com/guia-de-tallas-medir-el-pie/

Una vez tengamos las medidas de ancho, alto y empeine, ¡empezamos!

 

¿CÓMO SABER QUÉ TIPO DE PIE TIENE MI PEQUE?

Seguramente has odio hablar de pies anchos, pies medios y pies estrechos, pero como se puede saber? Pues bien, una vez que ya tienes la medidas tomadas tendremos que dividir el largo entre el ancho. Y con estas medidas, tendremos que comprobar los parámetros de la siguiente tabla:

Largo del pie Muy ancho Ancho Medio Estrecho
< 13 cm Menor a 2,15 Entre 2,15 y 2,3 Mayor a 2,3
13 – 16 cm Menor a 2 Entre 2 y 2,25 Entre 2,25 y 2,5 Mayor a 2,5
16 – 20 cm Menor a 2,2 Entre 2,2 y 2,4 Entre 2,4 y 2,65 Mayor a 2,65
> 20 cm Menor a 2,4 Entre 2,4 y 2,6 Mayor a 2,6

 

Vamos a poner un ejemplo para que lo veáis más claro. Si por ejemplo los pies miden 18 cm de largo y 6.7 cm de ancho, dividimos ambas cantidades: 18 / 6.7 = 2.68. Como el pie mide 18 cm, tendremos que irnos a la línea de 16 – 20 cm y localizar donde se encuentra el valor que nos ha salido de 2.68 cm. Está casi justo en el límite entre pie medio y pie estrecho, pero como podemos observar se trataría de un pie estrecho.

 

¿CÓMO PUEDO SABER QUÉ TIPO DE EMPEINE TIENE MI PEQUE?

Ahora le toca el turno al empeine. Una vez tengamos la medida, la dividimos entre el largo y comprobamos el resultado con los parámetros de la siguiente tabla. Pongamos que tiene 13 cm de empeine, entonces lo dividiremos entre 18, es decir, 13 / 18 = 0.72. Ahora nos vamos a la tabla y vemos que se encontraría dentro de un empeine medio.

Bajo Medio Alto
Menor a 0,7 Entre 0,7 y 0,78 Mayor a 0,78

 

Además, también podemos clasificar los tipos de pies según la longitud y forma de los dedos. Esto también es importante tenerlo en cuenta, ya que dependiendo de la forma de la plantilla y el zapato, puede que le venga mejor un tipo de zapato u otro. Os hablamos ahora de los siguientes tipos de pies:

La forma y longitud de los dedos del pie pueden variar significativamente de una persona a otra. Aunque no hay una clasificación oficial de tipos de pies basada únicamente en la longitud de los dedos, algunos expertos en podología y quiropráctica han propuesto diferentes categorías para describir las variaciones comunes. A continuación, te menciono algunos de los tipos de pies según la longitud de los dedos que se han discutido:

Pie griego:

En este tipo de pie, el dedo gordo es el más largo, mientras que los demás dedos disminuyen gradualmente de tamaño. Aproximadamente un 15% de la población tiene este tipo de pie. El principal problema puede venir cuando la longitud del segundo dedo es excesiva, sobrepasando en más de 1 cm al primero.

Pie egipcio:

Similar al pie griego, pero en este caso, el segundo dedo es el más largo y el dedo gordo es más corto que el segundo dedo. Es el más habitual, entre un 50-60% de las personas lo poseen.  Los fabricantes de calzado siguen normalmente un patrón de este tipo para realizar las hormas de los zapatos, por lo que son las personas que les resulta más fácil encontrar un calzado correcto.

Pie romano:

En este tipo de pie, el dedo gordo y el segundo dedo tienen una longitud similar, mientras que los demás dedos disminuyen gradualmente de tamaño. Son menos frecuentes y suelen ser pies más anchos, por lo que las personas que tienen este tipo de pie necesitan zapatos con hormas de mayor espacio a la hora de calzarse.

Pie cuadrado:

Todos los dedos tienen una longitud similar, creando una forma cuadrada en la parte delantera del pie.

Los más comunes son los tres primeros, destacando con diferencia el pie egipcio. Es importante tener en cuenta que estas categorías son generalizaciones y que la variabilidad en la longitud de los dedos es natural y común. Además, otros factores como la forma del arco del pie y la estructura ósea también son importantes al evaluar la salud y el tipo de pie de una persona. Si tienes preocupaciones sobre tus pies, te recomiendo consultar a un podólogo o un especialista en salud del pie para obtener una evaluación adecuada y personalizada.

Queremos destacar la importancia de medir los pies antes de comprar un zapato. Es fundamental por varias razones:

  1. Crecimiento constante: Los niños están en constante crecimiento y desarrollo, lo que significa que sus pies también están cambiando de tamaño. Comprar zapatos que se ajusten correctamente es esencial para su comodidad y para permitir un desarrollo saludable de los pies.
  2. Comodidad y salud: Un calzado inadecuado puede causar molestias, dolor e incluso problemas de salud en los pies, como callosidades, deformidades y dolor en las articulaciones. Un zapato que no se ajusta correctamente también puede afectar la postura y el equilibrio del niño al caminar.
  3. Prevención de lesiones: Los zapatos mal ajustados pueden aumentar el riesgo de lesiones, especialmente en niños activos que corren, saltan y juegan. Un calzado inapropiado puede provocar tropiezos y caídas.
  4. Soporte adecuado: Los pies de los niños necesitan un buen soporte para su correcto desarrollo. Un zapato adecuadamente ajustado proporciona el apoyo necesario para los arcos y los talones, ayudando a prevenir problemas como pies planos o arcos caídos.
  5. Estabilidad y equilibrio: Los zapatos que se ajustan correctamente ayudan a mantener la estabilidad y el equilibrio del niño al caminar y correr. Esto es especialmente importante durante las actividades físicas y deportivas.
  6. Elección del calzado adecuado: Medir los pies del niño proporciona información precisa sobre la longitud y el ancho del pie, lo que facilita la elección del tipo de zapato adecuado para su forma y tamaño específicos.
  7. Ahorro de dinero: Comprar zapatos que se ajusten correctamente desde el principio puede evitar la necesidad de reemplazar calzado incorrecto y costoso que puede haber causado incomodidades o problemas de salud en los pies.

En resumen, medir los pies de los niños antes de comprar zapatos garantiza que el calzado se ajuste adecuadamente, proporcionando comodidad, soporte y protección. Esto es esencial para su salud podal, su bienestar general y su capacidad para participar activamente en diversas actividades.

1 comentario en «¿Cómo saber qué tipo de pie tiene mi peque? ¿Y qué tipo de empeine?»

Deja un comentario