Sandalia flexible Gorila niños

Desde: 29.50

Referencia de producto: 77104

¿CÓMO ESCOGER LA TALLA CORRECTA?

Descripción

Fantásticas sandalias flexibles de la marca Gorila, con cierre adherente ajustable a todos los tipos de pies. También su suela cuenta con una gran flexibilidad, en todo el zapato pero también especialmente por la zona de los metatarsos para que pueda doblar sin ningún problema. Cuenta con una plantilla lisa extraíble, sin formativos ni ningún otro elemento que pueda interferir en el desarrollo del pie. De esta forma podremos revisar más fácilmente que la talla que está usando es la correcta.

Estas sandalias flexibles de Gorila tienen un cierre de regulación adherente para que puedan ponérselo y quitárselo solitos, así ganan en autonomía. Tampoco tienen contrafuerte y cuentan con una caña baja para que no interfiera en el movimiento del tobillo.

Este modelo de la marca Gorila, del que podemos destacar su gran flexibilidad y comodidad pensados en el crecimiento de los pies.

Información adicional

Color

,

Talla

, , , , , , , ,

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sandalia flexible Gorila niños”

Envíos, cambios y devoluciones

El envío y el primer cambio por pedidos superiores a 85€ es GRATIS, dentro de la Península.

Dentro de la Península, para pedidos inferiores a 85€, el envío 48/72h es 2.50€.
Dentro de la Península, para pedidos inferiores a 85€, el envío 24/48h es 3.95€.

Para ver en detalle el resto de destinos, los CAMBIOS y las DEVOLUCIONES, consulta condiciones de envíos, cambios y devoluciones.

¡RECUERDA!

  • Las medidas de la guía de tallas, son siempre de la plantilla o espacio interior del zapato, es decir, hay que añadir un espacio extra de margen de crecimiento. Por lo general recomendamos que sobre entre 0.5 y 1.1 cm entre la medida del pie y la del zapato.
  • Las medidas de la guía de tallas, pueden sufrir variaciones de +/- 2 milímetros. Las medidas son orientativas.
  • Los productos son fabricados a mano, por lo que es totalmente normal que puedan presentar alguna terminación no del todo perfecta. Al igual que algunas arrugas, normales en los productos de piel natural. Siempre y cuando no influya en el uso, no se considerará defecto de fábrica.